Niños

Alimentación y nutrición infantil: Cuida a tus niños de futuras enfermedades

La mayor preocupación de las personas que se convierten en padres es la cuestión de la alimentación para sus hijos. ¿Qué alimentos son buenos para mis niños? ¿Qué tipo de comida debo cocinar? ¿Qué productos del supermercado debo evitar en su alimentación?, son preguntas constantes que realizan muchos padres al médico pediatra.

Si ese es tu caso, quiero ahorrarte el trabajo de buscar al pediatra con frecuencia, dándote la mayor información posible sobre cómo debes alimentar a tus niños, de forma muy saludable.

¿Por qué es importante la alimentación de los niños?

Por dos razones esenciales que colocaré en mayúsculas: SALUD y CRECIMIENTO.

Una buena nutrición y una dieta balanceada es esencial para los niños, porque influye en todo el funcionamiento normal de su organismo, manteniendo principalmente, el sistema inmunológico con un sano potencial, para proteger al niño de cualquier enfermedad.

A su vez, una nutrición acorde a sus necesidades, estimula el buen y constante crecimiento, evitando algunos problemas de baja estatura o pausas en ese proceso.

Claro que, alimentar a tus hijos en su primera etapa de vida es un reto gigantesco. Es muy normal que los niños sean bastante inquietos, esto impide que se concentren en comer cuando están en la mesa. Pero, eso no tiene que ser un obstáculo para alimentarles correctamente. Algunos consejos para que puedas hacerlo son:

  • Establecer un horario estable para las comidas del día.
  • Servir una variedad de alimentos y refrigerios saludables.
  • Dar el ejemplo siguiendo una dieta similar.
  • Evitar las peleas y los regaños mientras comen.
  • Involucrar a los niños en el proceso de preparación o cocina.
  • Evitar darles caramelos con regularidad.
  • Preparar salsas sanas y deliciosas para estimular el deseo por las verduras.
  • Cada día, preparar comidas diferentes y que tengan mucho color.
  • Experimentar cortar los alimentos con formas pintorescas, como animales, juguetes o personajes de programas que suelen ver en la televisión o el internet; de esta forma, harás que la hora de comer, sea un momento divertido para ellos.

Hasta aquí todo muy lindo, pero, me preguntarás ¿de dónde saco tiempo para hacer todo eso?, si trabajo o trabajamos el día entero y es más práctico adquirir comida ya preparada.

Lamentablemente, las tasas de desnutrición, sobrepeso y enfermedades en los niños van creciendo en este tiempo, debido a que, no reciben el cuidado alimenticio que necesitan. Viven acostumbrados a ingerir comida rápida o comida de restaurantes, en los cuales, prevalece el buen sabor más no la buena nutrición.

Según estudios de UNICEF, 1 de cada 3 niños en el mundo, no recibe la nutrición que necesita y 1 de cada 2 sufre de hambre. También hay datos de que, 149 millones de niños menores de 5 años, sufren de retraso en su crecimiento; y 50 millones sufren de emaciación, es decir, de pérdida de peso involuntario, principalmente, de masa muscular. A su vez, La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que, 17,6 millones de niños tienen obesidad. Estos datos son mundiales.

En tal caso, tú como madre o padre, o ustedes como padres deben encontrar la manera y el tiempo para dedicarle a la salud de sus hijos. Es lo más importante y por ello les digo: “Dejen las facilidades y comodidades de lado y sean responsables con la obligación más importante que adquirieron, al momento de concebir a un nuevo miembro de su familia.”

¿Qué beneficios tiene la dieta equilibrada en los niños?

Acotando a la información del párrafo anterior, una alimentación saludable provee a los niños de nutrientes necesarios para estimular su crecimiento; así, los huesos y músculos se desarrollan correctamente. A su vez, previene dolencias comunes de esta primera etapa de su vida, tales como: Anemia, desnutrición y estreñimiento.

Otros beneficios fundamentales que otorga son:

  • Asegura el desarrollo saludable del cuerpo.
  • Tendrán un menor riesgo de contraer enfermedades.
  • Reduce la incidencia de enfermedades en edad adulta, como: Hipertensión, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.
  • Prepara a los niños para la adolescencia, una etapa en la que el cuerpo cambia de manera radical.
  • Obtienen un óptimo rendimiento físico y cognitivo.
  • Tiene mayor productividad en sus quehaceres escolares.
  • Les provee de la energía adecuada para disfrutar de esta etapa.
  • Mantiene el equilibrio de la flora bacteriana y el sistema inmunológico fortalecido.
  • Mantiene sus defensas altas para combatir resfriados, gripes u otras infecciones.
  • Ayuda a mantener el buen humor y el estado de felicidad.

¿Cuáles son las necesidades nutricionales de los niños?

Durante la infancia, las necesidades nutricionales son muy altas debido al proceso de desarrollo y crecimiento, al que sus cuerpitos están sometidos. Los alimentos que consumen con regularidad deben satisfacer las siguientes necesidades:

  • Energía: En sus primeros años, las necesidades de energía son muy altas y luego van bajando, a medida que van ingresando a la adolescencia.
  • Proteínas: Principalmente, cuando están en etapa de lactancia, sus necesidades son elevadas; luego, durante la infancia, van reduciendo hasta entrar en la pubertad, donde demandan mayor cantidad de proteína.
  • Carbohidratos: Tanto simples, como complejos, son fundamentales en la infancia para suministrar la energía que necesitan.
  • Grasas: Los niños deben evitar el exceso de grasas saturadas presentes en los alimentos de origen animal, no obstante, sí deben consumir bastantes grasas de origen vegetal.
  • Vitaminas: Deben consumir frutas y verduras, siendo aconsejable que coman 5 piezas de ambos a diario; así, asegurarán el aporte necesario de vitaminas. Claro que, también necesitan consumir carnes, pescado, huevos y lácteos para obtener vitaminas del grupo B.
  • Minerales: Principalmente, el calcio es muy necesario para el desarrollo del sistema óseo. También necesitan satisfacer sus necesidades de hierro, que permite la transportación adecuada de oxígeno a los pulmones; y yodo para la producción de hormonas.
  • Fibra: Es muy importante que consuman alimentos ricos en fibra todos los días. La fibra mantiene una buena función digestiva y regula los niveles de glucosa en la sangre.

¿Qué alimentos deben consumir los niños para tener una buena nutrición?

Dependiendo de la edad, la estatura y el nivel de actividad que realizan; los niños necesitan entre 1000 a 1400 calorías diarias. El desayuno debe estar compuesto por alimentos que cubran un 25 a 30% de sus necesidades nutritivas. Es recomendable que un niño se alimente con:

  • Un lácteo diario, sea leche, yogurt o queso.
  • Pan o tostadas.
  • Cereales o galletas.
  • Una porción de fruta o zumo.
  • Mermelada o miel.
  • Jamón o fiambres.
  • Huevo.

Las 2 meriendas del día, a media mañana y a media tarde, son comidas que también tienen gran importancia en la nutrición de tus hijos; esto se debe a que ellos descargan mayor cantidad de energía en menor tiempo y es esencial que cuenten con suministros de alimentos, que les ayude a reponer esa energía perdida.

Asimismo, las meriendas deben satisfacer el 15% de sus necesidades nutritivas, sin ser excesivas. Por ejemplo:

  • Una porción de yogurt con fruta.
  • Un bocadillo de queso con pan integral.
  • Un bizcocho pequeño con una fruta.
  • Frutos secos y plátano.
  • Un sandwich pequeño que contenga carne o pollo con algunas verduras.

Para el almuerzo, los niños deben recibir el 30% de nutrientesque su cuerpo necesita; por tanto, es vital planificar un menú semanal de almuerzos para lograr cumplir esta necesidad. Estos almuerzos deben ir alternados con:

  • Verduras.
  • Pastas.
  • Legumbres.
  • Arroces.
  • Sopas.
  • Carnes y pescados.
  • Y de postre: Lácteos y fruta.

Por último, la cena debe suministrar el 30% de los nutrientes y energía que necesitan, normalmente se define esta comida en función al almuerzo. Lo que recomiendan los pediatras dar a los niños es:

  • Purés.
  • Sopas.
  • Ensaladas con porciones de carne, pollo o pescado.
  • Huevos pasados.

Sé responsable con la salud de tus hijos

El día que te conviertes en padre o madre, tu vida cambia por completo, siendo el mayor cambio tus prioridades, colocandoles en primer lugar. Sea que cuentes con una buena economía o no, una alimentación conforme a las necesidades de su organismo debe ser la principal inversión de tu dinero.

Otro gran consejo que te doy, es que añadas a su dieta diaria, algunos complementos nutricionales que les puedan aportar mayor bienestar y fortaleza a su salud. En este caso, te recomiendo los complementos de Ana María Lajusticia; específicamente 3 productos:

  • Levadura de cerveza: Un complemento que ayuda a evitar el bajo peso, estimula el crecimiento y aporta fibra.
  • Carbonato de magnesio: Un complemento esencial que favorece el funcionamiento normal y sano del corazón, riñones, masa muscular; y evita los problemas digestivos, especialmente, el estreñimiento que suele ser común en los niños.
  • Lecitina de soja: Promueve la salud cognitiva, ayuda a la falta de concentración, incrementa la memoria, combate el cansancio mental y mantiene el buen funcionamiento del cerebro.

Para adquirir estos maravillosos productos, puedes comprarlos en los puntos de venta autorizados, o en las farmacias donde encuentres el logo de Ana María Lajusticia. También puedes pedirlos desde la comodidad de tu casa, mediante su canal de ventas Ana Maria LaJusticia Express, que realiza envíos hasta el lugar en el que te encuentres.

Para terminar, quiero darte un último consejo, evita dar a tus hijos dinero para que se compren la merienda en el colegio; obviamente, ellos preferirán lo rico a lo saludable. Lastimosamente, en los colegios se venden muchos productos industrializados, altos en azúcar, sal y grasas; como galletas con rellenos o saladas, bollería industrial, refrescos azucarados y carbonatados (gaseosas), caramelos y golosinas de todo tipo, etc.

Estos productos son muy nocivos para la salud, por ello, te pido que sea tú quien prepare sus meriendas para llevar y consumir en los recreos. Dale más atención a su alimentación diaria, los buenos resultados les durará toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.