Salud Mental

¿Falta de concentración y pérdida de memoria? Optimiza tus funciones cognitivas con Lecitina de soya

Falta de concentración y pérdida de memoria

¿Sabías que la estrella más grande del mundo, tenía muchos problemas de concentración y memoria? ¿Tienes idea de quién te hablo?

Te doy algunas pistas: Es mujer, actriz, famosa a nivel mundial, ícono de belleza en los años 50´s, norteamericana, rubia y estrella de cine… ¡Sí! ¡es ella! La mujer que rompió todos los estándares moralistas de aquella época con su inolvidable vestido blando y le cantó el “Happy birthday” al ex presidente John F. Kennedy. ¡Aja! Te hablo de la aún considerada la mujer más bella de la historia, Marilyn Monroe.

Una estrella que cautivó con su imponente belleza y talento, a quien consideraban una mujer perfecta; pues, su perfección tenía muchos defectos y uno de ellos, era su dificultad para concentrarse y memorizar sus líneas en el plató de sus películas. Se dice que esta mujer era muy inestable emocionalmente, que tenía ciertas adicciones y tenía problemas psicológicos por una infancia y adolescencia llenas de crisis; además que, nunca conoció a su verdadera familia, pasando su niñez en manos de varias familias adoptivas.

Fuera de este pequeño resumen de su vida, muchos directores de cine que trabajaron con ella, comentaban que fue muy difícil filmar con Marilyn. Debido a las condiciones de su salud mental y emocional, tenía muchas dificultades de concentración. Incluso comentaron que, las películas demoraban en filmarse porque pasaban largas jornadas grabando con ella, ya que no lograba memorizar sus líneas.

Sin embargo, cuando finalmente lo lograba, brindaba actuaciones tan impactantes que hacían que la demora valiera la pena. El problema de falta de concentración y memoria, es muy recurrente en las personas que no llevan una aceptable calidad de vida y alimentación; muy probablemente, estos también hayan sido factores perjudiciales en el rendimiento cognitivo de Marilyn Monroe. Es muy bien sabido que era una mujer muy inteligente e intelectual, pero no llevaba una vida sana.

¿Es posible que te sientas identificada? Pues llegaste al lugar correcto, porque te indicaré de qué manera puedes solucionar la falta de concentración y pérdida de memoria.

¿Cuáles son las causas de la falta de concentración y memoria?

En resumen, la concentración se trata de la habilidad de focalizar las funciones cognitivas a una determinada acción, de tal forma, que todo lo que sucede alrededor, en ese momento, queda completamente desapercibido. La memoria es una función del cerebro que consiste en la codificación y almacenamiento de la información que recibimos, mediante todos los sentidos.

Una de las causas principales para este déficit, es el trastorno de ansiedad; cuando la ansiedad es intensa, esta desemboca directamente en la disminución de la facultad de concentrarse y retener información. A partir de esta situación, las causas que dan lugar a la pérdida de concentración y memoria son:

  • Depresión.
  • Miedo.
  • Traumas o disgustos.
  • Apatía y desmotivación.
  • Consumo en exceso de drogas o alcohol.
  • Consumo frecuente de fármacos, como tranquilizantes.
  • Carácter impulsivo e impaciente.
  • Falta de sueño.
  • Estrés laboral o personal.
  • Fatiga y cansancio.
  • Trastornos de personalidad.

Médicamente se argumenta que, la falta de concentración causada por ansiedad es un síntoma cognitivo de ese trastorno y viene acompañada con la falta de memoria, como síntoma común.

¿Qué síntomas tiene la falta de concentración y pérdida de memoria?

Las dificultades para mantener la concentración y tener la memoria rindiendo como debe, se reflejan en diferentes aspectos, como: Bajo desempeño laboral, profesional y académico, desconexión social, conductas impulsivas en la toma de decisiones, mucha falta de autoestima y dificultades comunicativas con el entorno familiar.

Es muy fácil identificar la presencia de estas falencias, de todas formas, te explico cuáles son los signos más frecuentes:

  • Estar distraído en todo momento.
  • Dificultades para mantener la atención en actividades lúdicas.
  • Desconectar involuntariamente cuando alguien le está hablando.
  • Incapacidad para seguir instrucciones y concluir los quehaceres diarios.
  • Evitar las tareas que requieren de esfuerzo mental.
  • Divagar en las preocupaciones y pensamientos.
  • Sentir agotamiento constante.
  • Pasar los días con mucha desmotivación.
  • Olvido de las cosas más inmediatas y cotidianas.
  • Dificultad frecuente para recordar nombres, datos numéricos, teléfonos, entre otros datos.
  • Incapacidad para realizar una actividad por tiempo prolongado.
  • Perderse mentalmente en medio de una lectura.
  • Parecer que continuamente está soñando.
  • No disfrutar las actividades placenteras.
  • Siente inquietud todo el tiempo.
  • Con frecuencia tiene lapsus mentales.
  • Cometer errores por descuido.
  • Faltar a reuniones o citas importantes.
  • Perder cosas con frecuencia o no poder recordar donde las puso.

Tips para mejorar la concentración y memoria

Para lograr superar este problema de falta de concentración y memoria, te presento una serie de tips que te ayudarán a lograrlo y así, evitarás convertirte en una gran estrella…perdón, evitarás seguir con una vida llena de dificultades.

Aliméntate saludablemente

Existen alimentos que ayudan a recuperar el estado de concentración y estimular la memoria, tales como:

  • Nueces: Promueven el buen funcionamiento cognitivo.
  • Salmón: Es un pescado con bastante omega-3 que garantiza el rendimiento del cerebro al máximo.
  • Aguacate: Rico en grasas monoinsaturadas que favorecen al cerebro y al corazón.
  • Chocolate: En realidad, el chocolate negro es el adecuado para estimular la función cognitiva y mejorar el estado de ánimo.
  • Café y té: Fuertes estimulantes que reducen la pereza y ganar mayor concentración.
  • Arándanos: Protegen al cerebro del estrés y mantiene las capacidades cognitivas en excelentes niveles por mucho tiempo.
  • Banana: Su gran cantidad de potasio contribuye al buen rendimiento intelectual.

Practica algún deporte

Hacer deporte ayuda a liberar la tensión física y mental. Si haces deporte reducirás el estrés, la ansiedad y tendrás más capacidad de concentración.

Desconéctate de la tecnología

Estar mucho tiempo conectado provoca dispersión y distracción todo el tiempo. Deja tu celular a un lado y explora más tus entornos.

Date espacios pequeños de descanso

El cerebro es un músculo que también necesita relajarse, no intentes mantener la concentración por largo tiempo, dale espacios a tu cerebro para poder descansar.

Escucha música

Para algunas personas, la música es un potenciador de la concentración, si ese es tu caso, no dudes en escuchar buena música de vez en cuando.

Controla el ruido ambiente

El factor molestoso que impide una buena concentración es el ruido ambiente. Te aconsejo que apagues el televisor, cierres las ventanas y evites estar en lugares con mucho ruido en momentos que requieren concentración.

Planifica tus tareas

Esto te ayuda a evitar la desorganización y dispersión de tus quehaceres y te estimula a ganar disciplina y dedicación.

Añade Lecitina de soya a tu dieta diaria

Un factor determinante en la falta de concentración y memoria, es el déficit de vitamina B y aquí, la lecitina de soya será tu mejor aliada.

Este complemento alimenticio contiene vitaminas del grupo B, vitaminas E, fósforo, colina, inositol y grasas saludables para el organismo; que favorecen al excelente funcionamiento del cerebro, permitiendo tener una buena concentración y capacidad de memoria.

La mejor lecitina de soya que puedes consumir, la provee Ana María Lajusticia. Viene en perlas pequeñas de fácil consumo y debes ingerir 6 a 9 perlas repartidas en las principales comidas. Hazlo a diario durante un mínimo de 3 meses y notarás como tus capacidades cognitivas se irán potenciando.

Si Marilyn Monroe hubiera conocido este complemento alimenticio, seguramente hubiera sido la compradora número 1 en el mundo. Pero, pensándolo bien, es imposible que pasara eso porque Ana María Lajusticia estaba muy joven en aquella época y dando los primeros pasos en la industria bioquímica. Ni modo, las cosas fueron como tuvieron que ser.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.