Salud Mental

¿Cómo salir de la depresión con triptófano?

como salir de la depresion

A lo largo de mi vida, pasé por etapas de muchos cambios entre buenos y malos. Viví momentos de mucha alegría y crecimiento, pero también periodos en los que sentía mi vida hundirse. En aquellos momentos oscuros, existieron situaciones que destruyeron mis ánimos, mi salud mental y mi autoestima; emocionalmente me sentía derrotada.

Mi familia me pedía animarme con el discurso de que la vida es corta y no vale la pena andar con tristezas, mis amigos me decían que no sea tan negativa y me ponga las pilas para disfrutar mi edad. A otras personas cercanas, escuchaba decir: “piensa que hay alguien que la está pasando peor que tú” y por tanto debía dejar de perder el tiempo. Críticas nunca faltaron, sobre todo me juzgaban de ser aburrida, antipática y amargada. Sin embargo, nadie entendía lo que realmente estaba sucediendo conmigo. Recibir todos esos juicios solo empeoraron mi estado y provocaron en mí la necesidad de buscar la soledad.

El tiempo pasaba y, aunque intentaba sentirme mejor, no lo conseguía. Dormía casi todo el día, no sentía ganas de comer y cuando lo hacía, no lo disfrutaba; no sentía ganas de realizar actividades e incluso dejé de hacer todo lo que me apasionaba porque había perdido la voluntad. Lloraba todo el tiempo con o sin razones, entraba en estados de rabia y enojo prolongados que no lograba evitar; prácticamente había perdido el deseo de vivir.

Nadie entendía lo que pasaba y por eso prefería escapar de la gente que pedir ayuda. No encontraba un verdadero apoyo y en el momento en que decidí acudir a un Psicólogo para encontrar solución, el especialista me informó que estaba sufriendo depresión.

A partir de mi experiencia, me di cuenta que existe mucho desconocimiento en torno a este problema. Para mucha gente, la depresión solo es un estado de ánimo; para los expertos es una enfermedad que, actualmente, está afectando al 5% de la población mundial, equivalente a 350 millones de personas. Estas cifras están aumentando alarmantemente, provocando muchísimos casos de suicidios y es por esto que la depresión debe ser tomada en cuenta como un problema serio. Por ello, me siento en la obligación de hablar sobre este tema y explicar el método que usé para superar este padecimiento.

¿Qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad que afecta a las habituales variaciones del estado de ánimo, puede convertirse en un problema de salud serio cuando se presenta con recurrencia e intensidades cambiantes. Causa gran sufrimiento en la persona afectada, alterando sus actividades cotidianas y en casos extremos desemboca en suicidios. Es un hecho que cada año se presentan hasta 700 000 casos de suicidios, constituyéndose la cuarta causa de mortalidad en el mundo. La depresión afecta en mayor porcentaje a mujeres y es ocasionada por una combinación de factores genéticos, ambientales y psicológicos.

Este problema se caracteriza por generar tristeza permanente y pérdida de interés en las actividades que normalmente eran de disfrute. Las personas expuestas a violencia son las más vulnerables a sufrir cuadros de este problema, llegando al suicidio cuando los episodios violentos persisten y no encuentran como salir de la depresión.

Según la Organización Mundial de Salud, actualmente esta dolencia es la principal causa de discapacidad en todo el mundo. También constató que, solo el 50% de los afectados reciben tratamiento, de los cuales, hasta un 43% lo abandona y el otro porcentaje no lo cumple, provocando que la enfermedad persista sufriendo recaídas constantes.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Para identificar la presencia de depresión en una persona, se deben registrar por lo menos 5 síntomas a lo largo de dos semanas, tales como:

  • Tristeza permanente y sensación de vacío.
  • Sentimientos de desesperación y pesimismo.
  • Irritabilidad, frustración e intranquilidad.
  • Sentimientos de culpabilidad, inutilidad e impotencia.
  • Cuadros intensos de ansiedad.
  • Pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades cotidianas y pasatiempos.
  • Fatiga y pérdida de energía.
  • Dificultad para pensar, concentrarse, tomar decisiones y falta de memoria.
  • Pérdida de autoconfianza y autoestima.
  • Insomnio o periodos muy largos de sueño.
  • Trastornos de apetito y pérdida o subida de peso.
  • Dolor de cabeza, calambres, problemas digestivos sin causa aparente y que no se alivian con ninguna medicación.
  • Pensamientos e intentos de suicidio.

Cabe recalcar que, tristeza y melancolía no son lo mismo que depresión, ya que ambos son sentimientos normales del ser humano. Pueden transformarse en patología cuando son constantes, intensos y con grado de interferencia en la conducta y vida cotidiana de las personas.

¿Cómo superar la depresión?

El camino más aconsejable es buscar la ayuda de un médico experto en el tema. Claro que, normalmente se prescriben fármacos para tratar la depresión, como antidepresivos y ansiolíticos que no funcionan en todos los casos y pueden provocar daños adversos en el cuerpo. De igual forma, otro método, un poco más efectivo es la terapia para la depresión que se lleva a cabo con guía psicológica, realizando diversos ejercicios, tanto físicos como emocionales. Esto ayuda a elevar los estados de ánimo y racionalizar los motivos causantes de esta enfermedad.

Pero si se busca como salir de la depresión sin medicamentos, se puede acudir a métodos alternativos como los que explicaré ahora.

  1. Realizar ejercicio físico: La actividad física de cualquier tipo como gimnasio, deporte, caminatas o danza son de gran aporte para superar esta enfermedad. Aunque las personas que padecen este problema, carecen de energía y voluntad para realizar alguna actividad, es necesario obligarse porque ayuda a elevar los niveles de endorfinas y mejora la autoestima.
  2. Alimentarse bien: Pese a que la depresión afecta el apetito, en algunos casos, es primordial llevar una alimentación saludable para disminuir sus efectos. Existen alimentos que ayudan a la depresión, por ejemplo, el pavo y otras carnes magras que contienen triptófano, un aminoácido que actúa en la segregación de serotonina, un neurotransmisor que interviene positivamente en el bienestar emocional.

La ingesta de nueces, té verde, chocolate negro, avena, frutas, verduras y pescado ayudan a mantener los niveles de serotonina altos y, a su vez, aportan nutrientes que actúan mejorando la salud cerebral.

3. Expresarse: Buscar apoyo psicológico y realizar las terapias correspondientes también son de gran ayuda. Se puede conversar con amigos de confianza, jugar con las mascotas o simplemente escribir los sentimientos en un cuaderno. Todo esto influye positivamente porque descarga el estrés acumulado y calma los estados de ansiedad.

Beneficios del triptófano en la depresión

El triptófano es uno de los 20 aminoácidos esenciales del cuerpo, esta sustancia desempeña un papel importante en la síntesis de la melatonina, serotonina y niacina. El organismo no puede producir este aminoácido por lo que es primordial consumir alimentos ricos en él, o buscar complementos nutricionales que contengan niveles altos de triptófano.

La ingesta de este nutriente interviene en el funcionamiento correcto del sistema nervioso, cardiovascular, muscular, endocrino y digestivo. También es esencial para tratar los problemas de depresión gracias a que estimula la producción de serotonina, la hormona de la felicidad y los estados de humor; y melatonina, la hormona que regula el sueño. El triptófano y la melatonina van de la mano porque, al ser la melatonina una hormona imprescindible para regular los ciclos de sueño, el triptófano cumple la función de estimular su producción y así evitar cualquier trastorno de sueño.

En lo que se refiere a combatir la depresión, el triptófano presenta estas ventajas:

  • Es un aminoácido fundamental que fabrica neurotransmisores.
  • Tiene efectos antidepresivos.
  • Actúa como ansiolítico.
  • Ayuda a conciliar el sueño.
  • Incrementa el apetito.
  • Regula y equilibra la salud emocional.

Consumir una cantidad equilibrada de alimentos que contengan triptófano, ayuda a mantener buenos estados de ánimo. Está comprobado que, un gran porcentaje de personas con cuadros depresivos presentan déficit de este aminoácido en su organismo; su ausencia es la principal causa de padecer trastornos emocionales.

También es utilizado como fármaco para el control de la ansiedad en sus etapas iniciales. Los médicos lo recetan para tratar estados agresivos o maníaco-depresivos y prevenir tendencias suicidas. De igual manera, es usado para tratar trastornos alimenticios como la bulimia, y reducir los riesgos de obesidad que pueden surgir por consecuencia de los ataques de ansiedad que provocan apetito constante.

¿Cómo se toma el triptófano?

Además de consumir alimentos que contengan niveles altos de este aminoácido, también se puede encontrar como complemento alimenticio. En mi experiencia, puedo recomendar dos productos a base de triptófano que son eficaces para superar la depresión. Les hablo del Triptófano con melatonina + magnesio y vitamina B6 y el Triptófano con magnesio y vitamina B6 de Ana maría Lajusticia.

Ambos complementos se encargan de producir y mantener equilibrados los niveles de proteínas y neurotransmisores como melatonina y serotonina. De esta forma, disminuyen los niveles de estrés, ansiedad, depresión, ánimo inestable, exceso de apetito, migrañas, cansancio crónico, etc.

Estos complementos que vienen en presentación de comprimidos, deben ser consumidos de la siguiente manera: El Triptófano con melatonina y vitamina B6 se debe tomar 1 a 2 comprimidos después de la cena y en el caso del Triptófano con magnesio y vitamina B6, se debe tomar 2 comprimidos al día repartidos en el desayuno y el almuerzo.

Evita caer en depresión

No es fácil prevenir esta enfermedad, aún más ahora que estamos viviendo una época de pandemia que está causando estragos en la salud física, psicológica y en la economía de las familias. Muchos factores pueden alterar el bienestar emocional, desde traumas sufridos en ciertos momentos, pérdidas de seres queridos, decepciones en situaciones que causaban mucha expectativa, fracasos e incluso padecer otras enfermedades, pueden desembocar en el surgimiento de depresión.

No existe inmunidad para esta enfermedad, puede atacar a cualquiera sin previo aviso. Afecta a personas con tendencia genética y también a personas sin antecedentes familiares. Así también, puede presentarse en todas las edades y en cualquier etapa de la vida.

Lo importante es llevar una vida saludable, cuidar mucho el estado del cuerpo y realizar constantes actividades físicas y recreativas que estimulen una vida positiva. No olviden la importancia del triptófano para contrarrestar esta dolencia emocional, si mantienen los niveles equilibrados de este aminoácido, será difícil que caigan en algún tipo de cuadro depresivo. A pesar de las adversidades de la vida, una mente sana y cuerpo sano, son las claves para enfrentar cualquier situación desagradable.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.