Salud Mental

Triptófano: El mejor tranquilizante natural para la ansiedad

combatir la ansiedad

Evitar la ansiedad no es fácil, sin embargo, con triptófano, magnesio y vitamina B6 es posible mejorar esta condición. Cuando hablamos de ansiedad moderada es posible tratarla con una buena alimentación y los nutrientes necesarios. Actualmente, la ansiedad es un problema común en la sociedad, por lo cual es importante conocer más sobre este padecimiento y cómo nos afecta física y mentalmente.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es un sentimiento de miedo, temor e inquietud por una situación con la que una persona no se siente cómoda. Se manifiesta en reacciones corporales como sudoración y tensión. Es una reacción al estrés causado por diferentes circunstancias. Todos hemos atravesado por episodios de ansiedad en la vida, sin embargo, existen personas que viven continuamente este estado emocional, que incluso llega a afectar las funciones corporales. Los dolores de cabeza, falta de sueño e incluso molestias musculares son una consecuencia de la ansiedad.

¿De dónde proviene la ansiedad?

La ansiedad proviene de acciones o situaciones que nos causan estrés. Se presenta como una respuesta lógica a acontecimientos cotidianos que piden un mayor estado de alerta y atención. Cuando no es crónico, suele ser con síntomas llevaderos y de corta duración que desaparecen cuando la situación se normaliza.

Sin embargo, cuando el mecanismo de reacción se desborda y las personas se paralizan por el estado nervioso, no son capaces de reducir los síntomas. Por lo tanto, se convierten en trastornos de ansiedad que afectan la conducta de los pacientes sin importar las situaciones que atraviesan día a día. Es decir, hablamos de personas que viven en un estado de alerta, esperando que algo negativo suceda.

¿Cómo saber si tengo ansiedad?

Cuando una persona tiene ansiedad, se la puede reconocer por los siguientes síntomas:

  • Preocupación excesiva.
  • Miedos.
  • Pánico.
  • Intranquilidad.
  • Inquietud.
  • Irritabilidad.
  • Fatiga.
  • Falta de concentración.
  • No puede conciliar el sueño.
  • Dificultad para respirar.
  • Taquicardia.
  • Mareos.

Todos estos síntomas pueden empeorar con el paso del tiempo y afectar la vida diaria de la persona que los padezca.

¿Cuáles son los tipos de ansiedad?

Existen cinco tipos de ansiedad que son bastante comunes:

  • Trastorno de ansiedad generalizada: Las personas con este trastorno de ansiedad se preocupan por absolutamente todo. Su mente está en los problemas que traerá el futuro. Se sienten inquietos, nerviosos y suelen cansarse con facilidad.
  • Trastorno de pánico: Este trastorno afecta a las personas con sentimientos de terror cuando no hay ningún tipo de peligro real. Siente latidos constantes en el corazón, un dolor en el pecho y dificultad para respirar. También tienden a sentir escalofríos o entumecimiento de las manos.
  • Trastorno obsesivo – compulsivo (TOC): Las personas con este tipo de trastorno tienen obsesiones o compulsiones frecuentes. Provoca un impulso de repetir conductas para tranquilizar el estado ansioso. Las obsesiones más comunes son miedo a la suciedad y gérmenes. Temor a lastimarse y tener cierto orden con las cosas, ya sean por color o tamaño.
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT): Este trastorno afecta a personas que han vivido o sido parte de un evento traumático. Genera recuerdos involuntarios o perturbadores del acontecimiento del que fueron parte. Se manifiesta a través de pesadillas, arrebatos de ira, problemas para dormir y un sentimiento fuerte de soledad.
  • Fobia: Es un miedo intenso a situaciones u objetos específicos. Se manifiesta como una preocupación irracional que provoca ansiedad. Las fobias más comunes son el miedo a volar, a las alturas, a las inyecciones, insectos, entre otras.

¿Cómo controlar la ansiedad?

La ansiedad y sus trastornos tienen tratamiento con la medicación y la atención de un profesional. Se recurre a la terapia cognitiva conductual mediante una psicoterapia que enseña a enfrentar y comportarse ante algunas situaciones. Como medicación, los profesionales del área recomiendan antidepresivos y ansiolíticos. Sin embargo, existen alternativas naturales que ayudan a tratar la ansiedad. La finalidad es cuidar el organismo para que la medicación no lo dañe.

¿Cómo el triptófano con magnesio y vitamina B6 ayuda a tratar la ansiedad naturalmente?

El triptófano es un aminoácido que ayuda a en la producción de serotonina, más conocida como la hormona de la felicidad. Lo cual implica tener un mejor estado de ánimo, un descanso reparador y mayor tranquilidad. El magnesio y la vitamina B6 también aportan a mejorar los síntomas de la ansiedad. Cuando se combinan con el triptófano, potencian el buen ánimo y la relajación. Mientras se consiga un equilibrio el cuerpo funcionará correctamente.

Las personas que consumen triptófano han conseguido calmar sus síntomas de ansiedad y depresión de manera natural y sin recurrir a la medicación. El triptófano se encuentra en alimentos como lácteos, huevos, pescado, frutos secos, entre otros. Sin embargo, se pueden encontrar alternativas naturales mediante complementos alimenticios que son beneficiosos para la salud. También, se puede combinar con vitaminas y minerales para lograr un mejor efecto para sobrellevar la ansiedad. Sólo es cuestión de animarse y tratar este problema de salud mental, sin causar daño a nuestro cuerpo.

Elige al triptófano con magnesio y vitamina B6 para cuidar tu mente

La ansiedad es un problema que puede mejorar con los nutrientes adecuados, que beneficien tu organismo. Por eso debemos considerar alternativas naturales y la mejor es la combinación de triptófano con magnesio y vitamina B6.

Es importante tomar en cuenta los síntomas que se manifiestan cuando hay ansiedad, tales como: Preocupaciones, miedo, pánico, fatiga, irritabilidad e intranquilidad. Además, es necesario tomar en cuenta aspectos físicos como los latidos excesivos del corazón, falta de sueño, mareos y falta de concentración. Informándonos sobre el tratamiento de la ansiedad podremos mejorar la condición. El triptófano con magnesio y vitamina B6 puede convertirse en un gran aliado contra la ansiedad.

Definitivamente, para cuidar nuestro cuerpo es mejor optar por elementos naturales. Busquemos complementos alimenticios que contengan nutrientes para mejorar el organismo. Una buena alimentación y la actividad física también ayudan a mejorar la ansiedad. Por eso, es importante combinar estas alternativas para estar más sanos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.