Mujeres

¿Cómo llega la menopausia?

Las mujeres atraviesan por cambios hormonales a lo largo de su vida. Cuando están en su edad adulta tienen el cambio más evidente e incómodo, se trata de la menopausia. Para ello, hay alimentos naturales que ayudan a sobrellevarla, pero conozcamos más sobre este proceso natural.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es el momento que marca el fin del ciclo menstrual. Esto se debe a la disminución hormonal que suele darse entre los 40 y 50 años de la mujer madura. Cuando comienza la menopausia, los ovarios dejan de producir estrógeno y la reducción de las hormonas reproductivas como la progesterona.

A veces, la menopausia llega a producirse antes de la edad promedio porque la persona tiene otros problemas de salud. Por ejemplo, si los ovarios son extirpados, pueden surgir síntomas de menopausia repentina. También, ocurre lo mismo con los tratamientos contra el cáncer como las quimioterapias y las radioterapias.

Síntomas de la menopausia en la mujer

Según la doctora Pamela Silén, catedrática auxiliar del Departamento de Ginecología y Obstetricia de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), una mujer que llega a esta etapa, experimenta 34 síntomas de la menopausia que son:

  • Depresión: El cambio hormonal en el organismo produce depresión y tristeza.
  • Ansiedad: La mujer comienza a sentir más miedos, temor e inquietudes. Todo esto sucede a causa de los cambios hormonales.
  • Problemas de sueño: Debido a que las mujeres comienzan a experimentar más sudoración, ellas no pueden conciliar el sueño fácilmente.
  • Sofocones: Son calores que la mujer experimenta en la parte superior y en todo el cuerpo.
  • Resequedad vaginal: Esto se da a razón de la disminución hormonal, también hay una falta de flujo sanguíneo y lubricación en la zona genital.
  • Disminución de la libido: Cuando una mujer llega a la menopausia, puede sentir que su deseo sexual disminuye.
  • Dolor en las articulaciones: La menopausia y articulaciones están relacionados, ya que, por la reducción de estrógeno, las mujeres pueden experimentar ciertas molestias en sus articulaciones.
  • Osteoporosis: Debido a la disminución de estrógeno por la menopausia, la pérdida de densidad en los huesos puede llegar a causar osteoporosis.
  • Cambios en el cabello: Los cambios hormonales pueden hacer que se afine el cabello, llegue a caerse y no crezca bien.
  • Dolores de cabeza: Como hay menos estrógeno causado por la menopausia, las migrañas se hacen más frecuentes.
  • Latidos irregulares: Algunas mujeres experimentan arritmias cardíacas durante la menopausia.
  • Ganancia de peso: Algunas mujeres llegan a ganar peso mientras pasan por la menopausia, esto se debe porque su metabolismo y humor experimentan cambios.
  • Cambios en la memoria: Debido a la depresión, la ansiedad y la falta de sueño existe una dificultad para recordar.
  • Dificultad para concentrarse: La falta de estrógeno y las afecciones emocionales obstaculizan sus ideas claras en las actividades que realizan.
  • Sudoración nocturna: Los calores ocasionados por los cambios hormonales, causan incomodidad y transpiración a la hora de dormir.
  • Hinchazón: El cuerpo de algunas mujeres que están con menopausia, puede llegar a hincharse por retención de líquidos y acumulación de gases.
  • Períodos menstruales irregulares: Durante la transición hacia la menopausia, las mujeres pueden experimentar la desaparición de su menstruación o su irregularidad.
  • Dolor de mamas: Los senos se vuelven más sensibles mientras las mujeres están con menopausia.
  • Hormigueo en las extremidades: Los cambios hormonales pueden hacer que por un corto tiempo la mujer experimente algún tipo de cosquilleo incómodo en sus manos, brazos y piernas.
  • Boca ardiente: Ardor, sensibilidad o endurecimiento de la boca se deben a los cambios hormonales.
  • Cambios en el gusto y sequedad oral: Durante la menopausia, la boca de las mujeres puede deshidratarse y experimentar un gusto por los sabores fuertes.
  • Fatiga: Los cambios en el sueño y los sofocones provocan fatiga mientras dura la menopausia.
  • Cambios digestivos: La menopausia causa que la flora intestinal de la mujer se vuelva irregular.
  • Dolor y tensión muscular: Antes y durante la menopausia los músculos experimentan ciertas molestias en los músculos a causa de la disminución de estrógeno.
  • Sensación de descarga eléctrica: Los cambios hormonales afectan al sistema nervioso y algunas mujeres llegan a experimentar sacudidas involuntarias.
  • Picor: Por la disminución de estrógenos, la mujer siente algún escozor incómodo en algunas partes del cuerpo.
  • Incontinencia urinaria: La mujer no controla las ganas de orinar, esto se debe a los cambios hormonales causados por la menopausia.
  • Mareos: Estos cambios hormonales por los que atraviesa la mujer, pueden afectar a la insulina y los niveles de azúcar en la sangre. Ambos pueden indisponerla.
  • Alergias: En algunos casos, las mujeres producen más histamina, que deriva en alergias.
  • Uñas quebradizas: Por los cambios que atraviesa la mujer, su cuerpo no produce la cantidad necesaria de queratina. Esta sustancia hace que las uñas se mantienen sanas y fuertes.
  • Aumento del olor corporal: Debido a las sudoraciones y sofocos, el aumento de olor se hace más evidente.
  • Irritabilidad: A medida que la menopausia se manifiesta en las mujeres, se pueden volver más irritables por las circunstancias que se atraviesan.
  • Trastorno de pánico: Las mujeres tienen episodios de miedo y terror relacionados con este tipo de ansiedad.
  • Cambios de humor: Todo este proceso de menopausia por el que atraviesan las mujeres les provoca cambios repentinos de humor. Pueden pasar de estar tristes a irritables sin ningún motivo en especial.

Tratamiento para la menopausia

Para sobrellevar este episodio, las mujeres pueden recurrir a algunos tratamientos hormonales y otros más naturales complementados con una buena alimentación. Sin embargo, es necesario consultar con un médico para no tener efectos secundarios.

Los tratamientos más comunes son:

  • Terapia hormonal: Mediante dosis de estrógenos, se puede controlar o aliviar los sofocos causados por la menopausia.
  • Estrógeno vaginal: Con ungüentos o comprimidos vaginales y que llevan estrógenos, se puede controlar y reducir la sequedad vaginal.
  • Antidepresivos: En pocas cantidades, los antidepresivos ayudarán a controlar los sofocos y calores.
  • Gabapentina: Ayuda en los sofocos como una alternativa a la terapia hormonal.
  • Clonidina: También colabora para el alivio contra los sofocos.
  • Medicamentos contra la osteoporosis: Los tratamientos contra la pérdida de masa ósea y el riesgo de fracturas son efectivos durante la menopausia.

Sin embargo, es necesario informarse sobre los riesgos que contrae el uso de estrógenos mediante la terapia. Estos efectos son:

  • Sangrado vaginal: No es el ocasionado por la menstruación, sino por el exceso de estrógeno.
  • Derrames cerebrales: La cantidad elevada de estrógeno causa una mala circulación de sangre al cerebro, algunos coágulos de sangre y ataques al corazón.
  • Cáncer de mama: Los estrógenos combinados con progestina causan que crezca la posibilidad de contraer cáncer de mama.
  • Enfermedades del colon: El exceso de estrógenos también puede afectar al colon y al recto provocando problemas de salud.
  • Mortalidad: Exagerar en la dosis y la extensión del tratamiento por terapia de estrógenos puede ocasionar la muerte de la paciente que consume estas hormonas.

Opciones naturales: Alimentos que ayudan a aliviar las molestias durante la menopausia.

  • Salvia: Ayuda a disminuir la sudoración excesiva.
  • Valeriana: Mejora la calidad de sueño y el nerviosismo.
  • Fitoestrógenos: Son compuestos naturales que tienen efectos similares a los estrógenos.

¿Qué es bueno para la menopausia? Medicina natural

Otra alternativa natural para sobrellevar la menopausia son las isoflavonas de soja. Son un tipo de fitoestrógenos que ayudan durante este periodo que atraviesa la mujer.

Según los médicos, Juan Arbués Gabarre, José M. Escalante Salinas, José M. Hernández García, especialistas en Obstetricia y Ginecología y Teresa Cabrera Sanz, Matrona, adjunta del Área Matronas del Hospital Universitario 12 de octubre de Madrid, España: “Los sofocos son el síntoma más común de la menopausia, pero existen amplias variaciones en su frecuencia en diferentes partes del mundo. En los países occidentales, el 70-80% de las mujeres menopáusicas experimenta sofocos, mientras que en los países orientales esta cifra se reduce al 14-18%. Estudios epidemiológicos retrospectivos atribuyen parcialmente esta diferencia a las variaciones dietéticas entre ambas poblaciones (isoflavonas de la soja), ya que existe una relación inversa entre el consumo de isoflavonas y la tasa de sofocos”.

Para comprobar los efectos de la soja en las mujeres, se han realizado 10 ensayos clínicos aleatorios. Los resultados indicaron que las pacientes que consumían harina de soja, reducían sus sofocos de manera significativa sin causar efectos secundarios.

Tratamiento natural para los sofocos dela menopausia

Las isoflavonas de soja pueden complementarse con alimentos naturales que contengan nutrientes favorables para el cuerpo. Uno de ellos es el magnesio, un mineral imprescindible para el cuerpo que aporta grandes beneficios para la salud.

Al ser magnesio es un nutriente fundamental para el organismo, ayuda a que el cuerpo tenga un equilibrio importante. Junto con las isoflavonas de soja, el magnesio ayuda en la disminución de los síntomas causados por la menopausia como dolor de cabeza, migraña, estreñimiento, problemas de sueño, cambios en el estado de ánimo y ansiedad, calambres en las piernas, fatiga, debilidad y los sofocos. Otro nutriente que apoya al magnesio y las isoflavonas de soja, es la vitamina E que aporta a los problemas relacionados con los huesos, dolores musculares y riesgos cardiovasculares.

La menopausia es un período inevitable en la vida de las mujeres. Sin embargo, hemos visto que es posible reducir los molestos síntomas a través de productos naturales y una alimentación balanceada. Es importante comprender que, el cuidado constante del cuerpo ayudará a que los cambios drásticos pasen con mayor tranquilidad. Te invitamos a que lleves una vida saludable y te alimentes con nutrientes que aporten a una buena calidad de vida.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.